Gloria Naveillán Arriagada: La persona en Primeranota

image_pdfimage_print

Antes de que se filtraran los audios donde da su opinión sobre el caso Catrillanca, ya era una conocida dirigente del mundo agrícola, reconocida, por su particular personalidad. Señala que en su juventud fue cuica pero hoy es facha pobre, pasó un mes en coma, publicista de profesión, le gusta conversar y dice no sentirse cómoda con la imagen de mujer agresiva. Reconoce no estar dispuesta a vivir según los estereotipos sociales y a seguir defendiendo lo que le parece justo,” para mí la patria es demasiado importante, no puedo permitir que nada amenace eso, no puedo”

“Si veo una injusticia no tengo mucho control, la injusticia me supera, por ejemplo, si veo a una señora pegarle a un cabro chico en la calle, me pican las manos por pegarle a la señora, puede ser que sea agresiva, tratando de defender lo que creo es justo”.

Joaquín Lavín es lo más nefasto para el partido, él podría ser candidato de Evópoli perfectamente

La Udi, tiene el problema de no tener claro pa donde va la micro, antes las convicciones y los valores estaban muy claros, para mí en el periodo de Larraín, se transformó en un partido mediocre en relación a la identidad, sin identidad, la centro derecha es un invento. Jaime Guzmán lo decía, somos un partido de derecha, yo no digo que sea un partido pinochetista, pero no se puede desconocer que de ahí partió y cuando conoces gente que trabajó en ese gobierno, que logró una posición gracias a ese gobierno y que después reniegue de eso de manera pública, es morder la mano que te dio de comer.

Sin filtro, si fuera hombre pasaría más piola

Trabajo con muchos hombres, sin duda que con el tiempo, me he ido poniendo más bruta y sobre todo más dura en el lenguaje. Soy sin filtro, siempre fui buena para opinar, para mí los principios son fundamentales, o sea tú no puedes decir una cosa y hacer algo distinto, yo no es que sea frontal, simplemente defiendo las cosas en las que creo, tengo un tono de vos fuerte que no me acompaña en tratar de ser suave, pero no es que realmente me enoje, hablo así no más.

Me identifico con ser honesta y para eso muchas veces necesitas ser frontal y desgraciadamente, cuando eres frontal pasas por agresiva, además la gente no está acostumbrada, si yo fuera hombre probablemente no llamaría la atención, a una mujer le cuesta mucho más la figuración. Yo soy absolutamente incorrecta políticamente, tanto al interior de mi partido como en el exterior de mi partido, pero creo que las piedras en el zapato son las que te llevan a volver a tu centro.

Chicago y la casa de la Nona

Nací en Chicago en Estados Unidos, tengo tres nacionalidades, porque por parte de mi papá además tengo nacionalidad francesa, pero yo me siento más chilena que los porotos, nunca he usado otro pasaporte que no sea el Chileno, sólo nací en Estados Unidos, mis papas que estaban en una beca, se regresaron a Chile cuando yo tenía 7 meses aproximadamente.

Mi relación más potente es con mi familia materna,  fui la primera nieta, con mi Nona, las tías de mi mamá, con mi tío Iván, hermano de mi mamá, fue lo que me marco desde siempre, ellos siempre me trataron como adulta, yo podía conversar como una más, me impulsaron hacer muchas cosas, me entretenía mucho más en la casa de ellos que en la mía, nosotros somos 6 hermanos y claro en mi casa yo era una niña más, jugábamos, éramos niños, pero donde mi nona yo era un adulto, tuve acceso a los temas de los adultos, sabía lo que pasaba en el mundo, para el pronunciamiento militar tenía 12 años y en esa época mi mayor entretención era escuchar la Radio Agricultura y Minería, anotaba quienes eran designados en los cargos del estado, eran temas que para mi gusto eran tan relevantes para el país, siempre tuve un compromiso con lo que considero importante para el país.

Un año en el Pedagógico

Yo era muy floja en el colegio, pero de verdad muy, muy floja, era muy cuica, hoy soy una facha pobre, aprendí que tener bienes, plata, comodidades, no te hace ser mejor ni peor, uno no se puede quedar en eso.

Cuando salí del colegio, entré a estudiar pedagogía en historia y geografía, donde obviamente no estudié nada, menos mal, porque yo de profesora, eso habría sido espantoso, me habrían denunciado por violencia casi al minuto de titularme. Lo mejor de ese año fue que era delegada del centro de alumnos de mi curso, fue un año en que lo pasé muy bien, aprendí mucho, tenía grandes amigos, buenos conocidos en el pedagógico, íbamos a las peñas de Grecia, tuve la suerte de poder compartir con gente súper distinta a mí y eso me encanta, porque es la única forma en que uno se puede hacer una opinión. Yo digo que asistí un año, porque nunca estudie, pero tuve la posibilidad de compartir con gente muy diversa, fue la posibilidad de conocer una realidad absolutamente distinta a la mía, en ese entonces yo vivía en los dominicos y tenía compañeros que venían de sectores muy pobres, fue maravillosos ese periodo, cuando vi que me iban a echar de la universidad, hidalgamente renuncié a la carrera.

Me encanta la diversidad, a mí me gusta conocer, yo no sé porque me etiquetan de intolerante, yo he tenido una vida súper diversa, no podría ser intolerante.

Vendedora, artesana, relaciones públicas y más

Me case el año 82 y me puse a trabajar en las cosas más increíbles mientras iban naciendo mis 6 hijos, vendía queso, jamón, churrascos congelados, trabajé en un una empresa de cosméticos, fui relaciones públicas en la municipalidad de Colina, hacia adornos florales para paquetes de perfumes, hacía de todo para vivir, mi marido tenía trabajo, pero la plata siempre era escaza, mi vida ya no tenía nada que ver con mi época de soltera, vendía ropa que compraba en Patronato con maleta, las hice todas.

Tren al sur…. con monos y petacas

Tomo le decisión el año 2007 de venirme al sur, ya me había separado una o dos veces de mi marido,  estábamos con unas deudas del porte de una catedral, la casa se iba a perder igual, así que dije lo más sano es vender la casa, pagar la deudas y partir de cero pero sin deuda. No quería estar más en Santiago, siempre me quería venir al sur, era el momento y le ofrecí a mi marido que probáramos nuevamente, debo reconocer que a mi Temuco no me gusta, me vine, no fue fácil, mi marido no encontraba trabajo y yo me vine hacer un proyecto, una revista, que la verdad es que en ese momento no daba mucho, a estas alturas el matrimonio ya no daba más y además falleció mi hermano en el rodeo de Curacautín y eso fue un tremendo golpe. Esto me detono una depresión terrible, yo siempre decía que la gente que tenía depresión era una tontera, pero de verdad no era así, fue muy potente y entonces tome la decisión de venirme de a Traiguen, con mis tres hijos que vivían conmigo, esto en noviembre del 2008 y llegue a vivir a la casa del campo con mis papás.

El campo, Traiguen, La Araucanía

Mi relación con Traiguen era en realidad con un campo que tenía mi abuelo y que después, en parte, tenía mi papá. Veníamos todos los veranos, feriados, fines de semana largos, yo recuerdo haber pasado sólo unas vacaciones fuera del campo, viajábamos en tren, llegábamos, nos subíamos a un caballo y no nos bajábamos nunca más, lo pasábamos muy bien, yo de verdad amo esta zona.

Me identifico totalmente con La Araucanía, es como si la tuviera en las entrañas, me encanta estar acá, me gusta el pueblo chico, saludar a todo el mundo, es una vida excelente, no pretendo salir, yo no pienso en irme, puede ser que para mis hijos sea más complicado, pero yo hice mi vida acá.

Admiración: La base de la receta

Supongo que me casé enamorada, pero el amor se sostiene en el tiempo en base a distintas cosas y una de las más importantes es la admiración por el otro, entonces cuando tu pierdes eso ya no es lo mismo, yo me llevo bien con mi ex marido, tenemos una relación civilizada, si yo viajo a Santiago nos juntamos en la casa de algunos de mis hijos, compartimos con los hijos sin ningún rollo, para mí no es tema.

A estas alturas uno no puede arrepentirse de lo hecho y si reconozco que me gustaría tener un compañero,  ¿pero quién se va atrever?, con la fama que me hecho, no se atrevería nadie, yo no me volvería a casar por nada del mundo, pero me gustaría tener un compañero, seria entretenido, pero de donde saco uno y tampoco es que ande buscando.

La temida sin temores

Tengo claro que soy temida, pero me carga intimidar, no entiendo porque la gente se siente intimidada conmigo, ¿sí que les voy hacer?, o sea, de mí siempre puedes esperar que voy a decir la verdad, duela o no  duela, yo lo siento en el alma pero yo a estas altura de mi vida no tengo nada que perder, para mi ni morirme es algo terrible, si no que una paso natural de transcendencia, no tengo ningún apego, siento que nada se desperdicia, para mí la muerte no es terminal.

Cada día tengo menos miedos, tengo fobia a las polillas, de verdad me supera, pero a la vida no le tengo miedo, quizás me da miedo que alguno de mis hijos sufra, pero en realidad más que miedo no me gustaría que sufran, algunos han pasado por momentos difíciles, pero gracias a Dios somos súper unidos y nos apoyamos mucho, pero hay sufrimientos tan innecesarios.

Mis hijos y mi nieta son lo más bacán

Mis hijos son bacanes, son súper diversos, un amigo dice que son como los dedos de una mano, todos diferentes pero cada uno de ellos con condiciones espectaculares y mi nieta es maravillosa, tengo una relación entretenida con ella, jugamos mucho, nos molestamos mutuamente, es mi adoración.