Mahmud Aleuy: “El PS pasó de la irrelevancia a la insignificancia”

image_pdfimage_print

El exsubsecretario del Interior de Michelle Bachelet volvió al primer plano político jugando un rol en las elecciones internas del PS. Aquí, Aleuy analiza la crisis de la izquierda y reclama la ausencia de un debate que les permita entender por qué perdieron el poder.


Lo que cambió fue su semirretiro de la política partidista. Milita en el Partido Socialista desde los 11 años, y mientras fue subsecretario del Interior en el gobierno de Michelle Bachelet mantuvo fría distancia con su partido. Sabe que eso le pasa la cuenta ahora, que vuelve como coordinador de la candidatura de Maya Fernández para reemplazar a Álvaro Elizalde en las elecciones del próximo 26 de mayo.

Pero las aguas socialistas no están calmas. Las actuales alianzas rompieron con los clásicos “lotes” o corrientes internas y hoy están transversalmente enfrentados. Por ejemplo, Camilo Escalona, el antiguo líder de la llamada Nueva Izquierda, se puso en la vereda del frente de Aleuy -hombre clave de ese mundo- y apoya a Elizalde. Hace pocos días, Escalona se fue en picada contra su examigo: “El esfuerzo tiene que ser la cohesión. Esa es mi discrepancia con Aleuy”, dijo en La Tercera, y remató: “Aquí no hay iluminados. No necesitamos Mesías, sino gente con vocación de trabajo”.

Ese quiebre grafica, en parte, la dispersión de los socialistas hoy. Dispersión que, en parte, es la consecuencia de la derrota electoral, pero también de la ausencia de un proyecto común, de un destino, de un mismo horizonte.