Partido Republicano: radicales en alerta por uso de sigla “PR”

image_pdfimage_print

Un daño colateral o una consecuencia inesperada. La creación del nuevo Partido Republicano, del excandidato presidencial José Antonio Kast, causó diferentes reacciones tanto al interior de Chile Vamos como en la oposición, pero una de ellas no se debe a las diferencias políticas o a una eventual fuga de militantes, sino que a un alcance de nombres. Y más específicamente: de siglas.

Y es que dentro del Partido Radical -el más antiguo del país- advirtieron que el nombre elegido por el ex UDI podría generar una confusión -“indebida”, según dicen en la colectividad- si es que ellos o los medios de comunicación llegaran a utilizar la abreviatura “PR”, que los radicales utilizan usan desde la reforma de estatutos de 2015en que pasaron de llamarse Partido Radical Social Demócrata (PRSD) a Partido Radical de Chile.

Así, horas después de que el exabanderado inscribiera su nuevo partido en el Servel, el lunes pasado, en la sede de la calle Londres se encendieron las alarmas y los radicales abordaron el tema en el Comité Ejecutivo Nacional. Ahí, el presidente del partido, Carlos Maldonado, le encargó al subsecretario general y encargado de temas jurídicos, Leonardo Cubillos, que revisara la Ley Orgánica Constitucional de los Partidos Políticos y la situación legal de “PR”.

“La marca PR tiene dueño y tiene 155 años de historia”, afirma el timonel. Y agrega: “Tenemos clara la situación legal, pero es una precaución que corresponde tomar debido a la similitud con la eventual sigla del nuevo partido”.

Así, desde el PR señalan que “estarán atentos” y seguirán los pasos del proceso de constitución del Partido Republicano para asegurarse de que no haya ninguna similitud o confusión con sus letras. Esto, explican, debido a que la ley prohíbe que “el nombre, la sigla, el símbolo y el lema” de un partido presenten alguna “igualdad ni manifiesta similitud gráfica o fonética con los partidos ya inscritos”.

“No sé qué sigla le habrán puesto ellos en su escritura, porque la ley –el artículo 8 de la Ley Orgánica Constitucional de Partidos Políticos- exige que en la escritura se ponga el nombre, la sigla y el símbolo, entonces no sé qué sigla estarán pensando, pero PR no lo van a poder poner ni ocupar”, sentenció Maldonado.

El caso del PS

No es la primera vez que una colectividad de la ex Nueva Mayoría está en alerta por un nombramiento de un partido en formación.

En abril de este año, el Partido Socialista (PS) también hizo consultas legales luego de que militantes de Izquierda Libertaria y Nueva Democracia -respectivamente-  plantearan el término “Convergencia Socialista” como uno de los posibles nombres para bautizar la fusión de dichos partidos con el Movimiento Autonomista y Sol.

En la ocasión, desde el PS -otro de los partidos más longevos de Chile- pusieron también sobre la mesa la Ley Orgánica Constitucional de Partidos Políticos para defender el término “socialista