Senador Huenchumilla y «profundas desconfianzas» en proyecto que crea régimen de donaciones para organizaciones sin fines de lucro: “No acota, por ejemplo, si en tiempo de campañas alguien podría conseguirse donaciones»

En comisión de Hacienda, el senador Francisco Huenchumilla manifestó “interrogantes” y mostró “desconfianza” con el proyecto que busca crea un régimen de donaciones con beneficios tributarios en apoyo a las entidades sin fines de lucro, cuestionando los motivos de fondo por los cuales el fisco incentiva las donaciones mediante rebajas tributarias, y el mal uso que se puede dar a la herramienta, por ejemplo, en periodos electorales.

“Le quiero hacer una pregunta a la gente de Hacienda, y a la gente de Desarrollo Social (…) ¿cuál es la filosofía que hay detrás de una donación? ¿Por qué el fisco tiene que decirle, mire, yo lo incentivo para que done? (…) y después te dice, yo lo premio, porque usted puede bajarlo de la base imponible, o tirarlo a gasto, y en definitiva tú tienes ahí un cuento fiscal”, interpeló el senador.

Aprensiones

A continuación, el senador recordó que antiguamente las donaciones pagaban impuestos, pero que paulatinamente el tema de los beneficios tributarios “se fue ampliando (a donaciones) a la pobreza, se fue ampliando al deporte, y después a la política”.

“Creo que aquí tiene que estar todo muy bien regulado (…) en el largo recorrido que he tenido en distintos cargos públicos, me encontré una vez siendo candidato, que había un supermercado en Temuco, repartiendo cajas de alimentos a juntas de vecinos con personalidad jurídica, acogiéndose a la donación para la pobreza, en campañas electorales. Todo de acuerdo a la ley”, fustigó.

“Bueno, yo no tengo ningún amigo que sea dueño de supermercado, para que yo pudiera darle un listado de unas 50 juntas de vecinos a las cuales repartirles cajas de alimentos. Esto, ¿se puede prestar para eso? Porque aquí esto no acota, si en tiempos de campaña, alguien puede conseguirse muchas donaciones a personas jurídicas sin fines de lucro”, advirtió.

“Además, veo que aquí se ha ampliado considerablemente los sujetos receptores de las donaciones. La pregunta es cómo se regula eso (…) porque si uno examina, por ejemplo, lo que fueron los aportes a la política en las últimas elecciones, uno ve perfectamente dónde están cargadas las donaciones a la política, a qué sector social”, detalló.

“Rigurosidad”

“Me parece que no es tan sencillo el tratamiento que ha tenido, tenemos que ser rigurosos en que esto sea realmente con transparencia. Probablemente con descentralización, no veo por qué tiene que estar centralizado todo en Hacienda (…) creo que este proyecto tiene muchos ripios a mi juicio”, insistió el legislador.

“La pregunta es, si los sectores medios, o los sectores pobres de este país, tienen acceso a llegar a los gerentes para recibir donaciones, con la amplitud que hoy día tiene esta ley. Escuché por ahí que había posibilidad de recibir donaciones para el desarrollo de organizaciones indígenas. Una frase. Pero eso es muy amplio, ¿de qué se trata esto?”, detalló el legislador.

“Mi aproximación a este proyecto es de muchas interrogantes (…) yo diría que no es tan positiva como fue en los diputados, y como espero que aquí en el Senado tengamos una muy profunda discusión sobre este tema. Yo tengo profundas desconfianzas respecto del funcionamiento de este sistema”, concluyó el parlamentario.