Senador Quintana: “no nos podemos prestar para cerrar establecimientos educacionales en los sectores más pobres de Chile”

El Senado inició la discusión en sala del proyecto que evita el cierre de escuelas por haber sido categorizadas por la Agencia de Calidad de la Educación en nivel de » desempeño insuficiente». Actualmente, son 120 establecimientos públicos y subvencionados en riesgo de cierre.

La iniciativa, presentada por los senadores Jaime Quintana, Yasna Provoste, Juan Ignacio Latorre y Carlos Montes, argumenta en contra de la relevancia que se le presta a la prueba estandarizada Simce para evaluar la continuidad de un establecimiento escolar, pues –argumentan- no da cuenta de la realidad social que viven las escuelas, con multiples factores y realidades que inciden en el aprendizaje escolar y, por ende, en los resultados de ese aprendizaje.

Durante su discusión en la sala del Senado los autores de la iniciativa explicaron que existe una vasta evidencia de los efectos negativos tanto para las familias, estudiantes y profesores, que deben ser derivados a otros establecimientos debido a un cierre. Asimismo, también recalcaron un posible aumento en la deserción escolar.

Al respecto, el senador Jaime Quintana, quien es autor del proyecto, explicó que “esta es una discusión que viene desde largo rato, muy conectada con lo que vive Chile, con el debate de fondo que tiene que ver con derechos sociales garantizados, que supera con creces la discusión meramente educacional, tiene que ver con la segregación de escuelas, de barrios. Me sorprende el planteamiento de quienes se oponen a este proyecto, como si no se hubiese aprendido nada de lo que ha vivido el país en los últimos diez meses”.

A continuación el legislador argumentó que la interrogante es si estos resultados de las escuelas son producto de un problema de gestión o de recursos. “Hay que preguntarse si estos resultados de las escuelas son producto de un problema de gestión o de recursos. ¿Dónde están esos 120 colegios que se pretenden cerrar? Más de 90 han tenido un mejoramiento importante, ¿los vamos a sancionar? Hay que poner el foco en como mejorar la calidad de la educación”.

Respecto de los cierres el parlamentario explicó que “los efectos son catastróficos por cada escuela que se cierra, en el sector, en la matrícula, en la familia del estudiante. Esta norma hay que mirarla en armonía con el derecho a la educación, el derecho de los niños, a la igualdad. No puede ser que este Senado se preste para cerrar establecimientos todos en sectores pobres”.

Al momento de la presentación del proyecto, de las 218 escuelas básicas que al 2019 se econtraban en riesgo de cierres se caracterizan por ser municipales (75%); urbanas (96%) que atienden a los sectores más pobres (medio en un 56%; bajo en un 28%, lo que se traduce en un 84% total); migrantes (89%) y pertenecientes a los pueblos originarios (84%). De las 195 escuelas medias en riesgo, corresponden a escuelas municipales (61%); urbanas (98%); inmigrantes 94% y pertenecientes a pueblos originarios (86%).